Universidad a Distancia de Madrid. UDIMA
destacado
 Está usted visualizando contenido desactualizado, puede consultar la Guía Fiscal 2017
 AQUÍ

Guía Fiscal 2014

El año 2014 es un ejercicio de grandes cambios en materia tributaria, como por otra parte estamos acostumbrados en los últimos años, y no solo por la reforma tributaria general que está realizando el gobierno de España, que será aplicable al ejercicio 2015 y siguientes, sino también por todas las modificaciones que ha habido durante los últimos meses del año 2013 y principios de 2014, que afectan tanto al propio ejercicio 2013, con cierto carácter retroactivo, como a todo el año 2014. Es por ello que esta Guía fiscal 2014, que tradicionalmente prepara el Centro de Estudios Financieros, CEF., pretende exponer, aclarar y sistematizar toda la normativa y regulación tributaria vigente para el ejercicio 2014, con el fin de ayudar a conocer los impuestos, tan presentes en todos los aspectos de nuestra vida económica o jurídica, que exigen al ciudadano tener un conocimiento básico de la tributación aplicable.

La mayoría de los cambios acaecidos en la regulación tributaria para 2014 van en la línea, tan acostumbrada ya, de los recortes, que en el ámbito tributario se traduce en la supresión o limitación de exenciones, deducciones y bonificaciones que favorezcan a los contribuyentes. Aunque ello no supone una ausencia total de cualquier otra medida que pueda considerarse beneficiosa para los ciudadanos. Y ello ocurre tanto en relación con los impuestos directos (aquellos que gravan manifestaciones directas de la riqueza, como son la obtención de renta –impuesto sobre la renta de las personas físicas, impuesto sobre sucesiones y donaciones e impuesto sobre sociedades– o bien la posesión de un patrimonio, bienes y derechos –impuesto sobre el patrimonio–) como en relación con los impuestos indirectos (los que gravan manifestaciones indirectas de la riqueza, como la transmisión, circulación o consumo de los bienes –impuesto sobre el valor añadido, impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, o los impuestos especiales–).

Así, en este año 2014 debemos tener en cuenta, entre otras, las novedades introducidas por la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, que tímidamente incorpora algunas medidas incentivadoras, como la deducción por inversiones en empresas de nueva creación en el IRPF, o el criterio de caja en el ámbito del IVA, para que empresarios y profesionales puedan declarar el IVA a medida que perciban los cobros por sus operaciones o por los servicios que presten. De hecho, las novedades en el IVA han sido importantes y significativas, con las variaciones introducidas por el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre, que modifica el Reglamento del IVA, con la modificación del Reglamento de facturación y con la aprobación de un nuevo modelo 303 de declaración del IVA para 2014, además de otras novedades en este impuesto incorporadas por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014.

En el ámbito del impuesto sobre sociedades, en sentido contrario, las modificaciones son casi todas limitativas o restrictivas y se deben fundamentalmente a la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, y sobre todo a la Ley 16/2013, de 29 de octubre, de medidas en materia de fiscalidad medioambiental. Estas medidas y nuevas normas se refieren a diversos aspectos del impuesto, como la no deducibilidad del deterioro de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, la no deducibilidad de las pérdidas de establecimientos permanentes en el extranjero, la limitación de la compensación de bases imponibles negativas, la limitación de la deducibilidad del fondo de comercio financiero, la limitación de la deducibilidad de los activos intangibles de vida útil indefinida o nuevos límites en las deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades. Todas estas modificaciones continúan la senda emprendida hace varios años de recortar al máximo todos los beneficios fiscales aplicables en el impuesto sobre sociedades. Pocas son, en cambio, las ventajas que se han incorporado, pudiendo citar la nueva deducción por inversión de beneficios o la mejora de la deducción por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica.

Este abanico de novedades fiscales para el año 2014 es previsible que se mantenga y que muchas de las medidas incorporadas se añadan a las nuevas normas y regulaciones que se preparan para la reforma tributaria para el año 2015 y siguientes, lo que hace que sea necesario tenerlas muy en cuenta a lo largo de toda la guía fiscal, además de explicar el funcionamiento práctico de cada tributo.

Teniendo presente todo ello, presentamos esta Guía fiscal 2014, que actualiza el tratamiento de los distintos impuestos y ayuda a difundir de forma práctica los aspectos más importantes de nuestro sistema tributario, en diez capítulos.

Del mismo modo, agradecemos a todos nuestros suscriptores que, una vez más, hayan depositado su confianza en el equipo profesional y humano que conforma el Centro de Estudios Financieros, CEF., cuyo gabinete jurídico, en colaboración con autores expertos en tributación de reconocido prestigio, elabora esta Guía fiscal 2014.

Roque de las Heras
Presidente del CEF.-