Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias
Descuento Especial en Cursos y Masters

5 puntos clave a tener en cuenta para abordar con éxito reestructuraciones empresariales y realizar operaciones societarias

Restructuraciones empresariales y operaciones societarias. Vista desde arriba de una mesa de trabajo

La reestructuración del sector bancario parece no terminarse nunca, pero a la vista de la crisis generada por el coronavirus, una vez finalizada la cuarentena, se esperan de nuevo movimientos de concentración en un sector que se verá castigado por un incremento de la mora y una caída de los ingresos, ya que muchos ciudadanos y empresas verán mermada su capacidad de endeudamiento al deteriorarse sus ingresos.

Pero las restructuraciones no afectarán solo al sector bancario, ya que la unión hace la fuerza, y en muchos sectores como el turístico y el del transporte aéreo van a necesitar mucha fuerza para sortear una crisis que les está golpeando con mucha intensidad.

En los próximos meses, a los profesionales especializados en el área de las operaciones de reestructuración empresarial, M&A, y otras operaciones societarias, no les faltará trabajo, ya que no serán pocas las empresas que tendrán que abordar procesos de reestructuración; mientras que las que se encuentren en mejor posición estarán pensando en comprar negocios a buen precio, otras pensarán en venderse al mejor precio posible para garantizar la viabilidad del negocio y evitar tener que cerrar la empresa.

¿Qué es una reestructuración empresarial?

Una reestructuración empresarial implica abordar un proceso de cambio para transformar la organización y adaptarse a un nuevo modelo empresarial, para así seguir siendo competitivos, mejorar el funcionamiento de la compañía o seguir con las puertas abiertas, como ha sido el caso de muchas organizaciones que en tiempo récord han transformado sus estructuras productivas como consecuencia de la COVID-19, para así ofrecer los productos que demandaba el sector sanitario.

La anterior crisis nos dejó el ejemplo de muchas empresas que tuvieron que reestructurarse para reducir sus costes y poder seguir en el mercado, pero no todas las reestructuraciones de empresas se deben a problemas económicos, sino que también se puede reestructurar para mejorar su eficiencia o adaptarse a cambios tecnológicos o del mercado, como es el caso de la adaptación de las organizaciones a la revolución digital en la que estamos inmersos.

¿Qué son las operaciones societarias?

Las operaciones societarias son negocios jurídicos que constituyen parte de los hechos imponibles que se graban en el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Existen distintos tipos de operaciones societarias, tales como la constitución de sociedades, el aumento y la disminución de su capital, la fusión, escisión y disolución, las aportaciones que efectúen los socios para reponer pérdidas o el traslado a España de la sede de dirección efectiva o del domicilio social de una sociedad no residente en la Unión Europea.

Master en Tributación y Asesoría Fiscal

¿Cuáles son los principales puntos a tener en consideración a la hora de abordar procesos de reestructuración y operaciones societarias?

Para tener éxito en las operaciones de reestructuración empresarial hay cinco puntos clave que se deben tener en consideración.

  • Fiscalidad. El impacto fiscal de este tipo de operaciones es en muchas ocasiones un factor determinante para su realización. En este sentido, los profesionales fiscales analizarán el tratamiento fiscal de estas operaciones y su coste o beneficios fiscales derivados de las operaciones societarias que se puedan realizar.
  • Asesoramiento. Para la realización de este tipo de operaciones es conveniente contar con asesores especializados que analizarán todos los puntos críticos del proceso, sobre todo en el caso de la realización de determinadas operaciones societarias, ya que en el caso de reestructuraciones internas la empresa, por su conocimiento de la organización, puede abordarlas con recursos propios.
  • Negociación. Las restructuraciones empresariales suelen traer aparejados procesos de negociación entre la dirección y los trabajadores que se puedan ver implicados, mientras que en el caso de procesos de M&A son las directivas de las diferentes empresas implicadas las que realizan las negociaciones, siendo fundamental contar con informes detallados que faciliten los procesos negociadores.
  • Financiación. Para poder abordar restructuraciones y procesos de M&A es fundamental contar con las fuentes de financiación necesarias para poder llevar estos procesos a buen puerto.
  • Planificación. La planificación y el control nos aseguran que las decisiones estratégicas y tácticas que se tomen estén bien fundamentadas. Para ello, se debe contar con una información contable de calidad que esté libre de errores y que nos permita realizar proyecciones contables teniendo en cuenta las decisiones que se adopten.

Para todos aquellos interesados en analizar los aspectos mercantiles, contables y fundamentalmente las consecuencias fiscales de las operaciones de reestructuración y societarias, el CEF.- pone a su disposición el Curso sobre Reestructuraciones Empresariales y Operaciones Societarias.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-