Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias

Para determinar si existe plusvalía sujeta al IIVTNU deben compararse el valor de adquisición y el de transmisión, siempre que exista identidad entre el inmueble adquirido y el transmitido

Una persona se plantea vender un inmueble urbano de su propiedad, por un precio inferior al valor catastral, dado que el posible comprador no ofrece un precio mayor. El Ayuntamiento le ha informado que, aunque transmita el inmueble por ese precio, se le practicará la liquidación del IIVTNU.

De acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo relativa a la interpretación de las SSTC 59/2017 de 11 de mayo de 2017 y 126/2019, de 31 de octubre de 2019 [Vid., STS de 9 de julio de 2018, recurso n.º 6226/2017 entre otras] corresponde al sujeto pasivo del IIVTNU probar la inexistencia de una plusvalía real conforme a las normas generales sobre la carga de la prueba previstas en la LGT. El medio de prueba elegido por el sujeto pasivo debe probar la disminución del valor del terreno objeto de la transmisión y que da lugar a liquidación del IIVTNU y referida al período de tiempo comprendido entre las fechas de adquisición y transmisión de dicho terreno. En este caso debe probarse que no se ha producido incremento de valor entre la fecha de adquisición del bien inmueble por el causante y la fecha de fallecimiento del mismo. Las escrituras públicas de adquisición y transmisión del terreno constituyen un sólido principio de prueba de la inexistencia de incremento de valor del terreno. El Tribunal Supremo les atribuye la misma presunción de certeza que a las autoliquidaciones presentadas por el contribuyente, por lo que se presumen ciertas para el contribuyente mientras que la Administración tributaria puede aceptarlas o comprobarlas. Pero esta presunción de veracidad de las escrituras públicas no es absoluta, no constituyen una presunción iuris et de iure, sino una presunción iuris tantum, que puede ser destruida mediante prueba en contrario por parte de la Administración tributaria.

En este caso se indica que la comparación para determinar si se ha producido o no una pérdida patrimonial debe hacerse entre el valor de adquisición y el valor de transmisión del inmueble, siempre que exista una identidad entre el inmueble adquirido y el transmitido. No es correcta la pretensión de comparar el valor catastral del inmueble con el posible valor de transmisión del mismo.

(DGT, de 27-05-2021, V1603/2021)