Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias

IVA: Nueva herramienta para ayudar a los países de la UE a perseguir a los delincuentes y recuperar miles de millones

Comisión europea

El nuevo sistema permitirá a los Estados miembros intercambiar y tratar conjuntamente y con rapidez los datos del IVA, lo que dará lugar a la detección temprana de redes sospechosas

La puesta en marcha de la herramienta de análisis de las redes de operaciones (Transaction Network Analysis, TNA) viene dada por recientes investigaciones de los medios de comunicación que han revelado una vez más los enormes costes del fraude del IVA para las finanzas públicas, con bandas de delincuentes que se aprovechan a expensas de los contribuyentes honrados. Forma parte de los esfuerzos constantes de la Comisión por instaurar un sistema del IVA moderno y a prueba de fraudes.

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado: «El fraude en materia de IVA es uno de los principales problemas a los que se enfrentan hoy en día nuestras finanzas públicas, y su erradicación debe ser una de las máximas prioridades de los gobiernos de la UE. La nueva herramienta aumentará la rapidez con la que las autoridades pueden descubrir actividades sospechosas y actuar contra ellas, pero estos avances no disminuyen la necesidad de una reforma más profunda y fundamental del sistema del IVA de la UE para que pueda afrontar las enormes cantidades de operaciones comerciales transfronterizas en la UE».

El fraude en materia de IVA puede producirse en un instante, lo que hace aún más importante que los Estados miembros dispongan de herramientas que les permitan actuar de la manera más rápida y eficaz posible. La TNA, que los Estados miembros han empezado a emplear hoy, ofrecerá a las autoridades tributarias de los Estados miembros un acceso rápido y fácil a la información sobre las transacciones transfronterizas, lo que dará lugar a una actuación rápida en caso de detección de posibles fraudes en materia de IVA.

La TNA, creada gracias a una estrecha colaboración entre los Estados miembros y la Comisión, también permitirá una cooperación mucho más estrecha entre la red de expertos de la UE en materia de lucha contra el fraude («Eurofisc») a la hora de analizar conjuntamente la información de modo que el fraude en cascada en materia de IVA pueda ser detectado y atajado de la forma más rápida y eficaz posible. También impulsará la cooperación y el intercambio de información entre los funcionarios fiscales nacionales, permitiendo a los de Eurofisc cotejar la información con los registros de antecedentes penales, las bases de datos y la información en poder de Europol y de la OLAF (la oficina de la UE contra el fraude), y coordinar investigaciones transfronterizas.

En las reuniones de hoy y de ayer, los funcionarios de lucha contra el fraude de los Estados miembros participantes en la TNA acordaron cómo funcionará la herramienta y cómo se utilizará la información recogida en el futuro.

Contexto

El sistema común del impuesto sobre el valor añadido (IVA) desempeña un papel importante en el mercado único europeo. Se trata de una importante y creciente fuente de ingresos de los Estados miembros de la UE, y recaudó más de un billón de euros en 2015, lo que corresponde al 7 % del PIB de la UE. Además, uno de los recursos propios de la UE se basa también en el IVA. Como impuesto sobre el consumo, es una de las formas de fiscalidad más favorable al crecimiento.

La Comisión ha abogado sistemáticamente por que la reforma del régimen del IVA lo vuelva a prueba de fraudes. Se han registrado avances con nuevas normas acordadas en materia de IVA para las ventas en línea y normas más eficaces sobre el intercambio de información y la cooperación entre los Estados miembros. Sin embargo, los avances han sido lentos en relación con las propuestas de la Comisión de establecer un régimen definitivo del IVA en la UE que se ajuste a los condicionantes de las empresas y más a prueba de fraudes. En octubre de 2017 se propuso una revisión fundamental del sistema actual.

Fuente: Comisión Europea (16/05/2019)