Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias
Descuento Especial en Cursos y Masters

2. Rendimientos del trabajo

Están regulados en los artículos 17 a 20 de la LIRPF.

Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas.

Son, entre otros, rendimientos del trabajo: los sueldos y salarios (excepto dietas y asignaciones para gastos de viaje en las cuantías fijadas reglamentariamente), las prestaciones por desempleo, las remuneraciones en concepto de gastos de representación, las contribuciones o aportaciones satisfechas por los promotores de planes de pensiones, etc.

El cálculo del rendimiento gravable se realiza según el siguiente esquema:

(+)
Rendimiento íntegro
(–)
(Reducciones art. 18)
(–)
(Gastos deducibles)
(=)
Rendimiento neto
(–)
(Reducciones art. 20)
(=)
Rendimiento neto reducido

2.1. CÓMPUTO DE LOS RENDIMIENTOS ÍNTEGROS DEL TRABAJO

2.1.1. Rendimientos dinerarios

Se computarán por el importe total de la contraprestación pactada (bruto), sin descontar retenciones ni gastos.

2.1.2. Rendimientos en especie

Se computarán por el valor de la retribución en especie más el importe del ingreso a cuenta no repercutido o trasladado al perceptor de la renta.

Normas de valoración de las retribuciones en especie:

  • Con carácter general, valor normal de mercado.
  • Reglas especiales para utilización de vivienda o vehículo, préstamos con interés inferior al legal del dinero (3,5 %), seguros, aportaciones a planes de pensiones, etc.

EJEMPLO 12

  1. Cesión uso de vehículo: un trabajador utiliza un vehículo de la empresa para fines particulares; el vehículo tuvo un coste de adquisición de 28.000 euros. El valor de la retribución en especie para cada uno de los años de cesión será:

    20 % × 28.000 = 5.600 euros

    Si el vehículo tiene la consideración de eficiente energéticamente podrá tener una reducción de hasta el 30 %.

  2. Cesión uso de vivienda propiedad de la empresa: un trabajador utiliza una vivienda que la empresa adquirió por 260.000 euros y cuyo valor catastral revisado asciende a 175.000 euros. El valor de la retribución en especie será para cada uno de los años de cesión:

    5 % (10 % si el valor catastral no estuviera revisado en el año o en los 10 anteriores) × 175.000 = 8.750 euros

    Este importe tendrá como límite máximo el 10 % de las restantes contraprestaciones recibidas por el trabajador por su trabajo: si la retribución dineraria es de 30.000 euros, el valor de la retribución en especie máximo será:

    10 % × 30.000 = 3.000 euros

    Al aplicarse el límite máximo, la retribución en especie quedará valorada en 3.000 euros.

  3. Cesión uso de vivienda arrendada por la empresa: un trabajador, con retribuciones dinerarias anuales por 30.000 euros, utiliza una vivienda que la empresa tiene arrendada por 600 euros mensuales y cuyo valor catastral revisado es de 175.000 euros.

    El valor de la retribución en especie será para cada uno de los años de cesión:

    600 × 12 meses = 7.200 euros,

    siempre que este importe sea superior al que correspondería en caso de que la vivienda fuera propiedad de la empresa; es decir:

    5 % (10 % si el valor catastral no estuviera revisado) × 175.000 = 8.750 euros

    con el máximo de 10 % × 30.000 = 3.000 euros; como en este caso 7.200 es superior a 3.000, la retribución en especie quedará valorada en 7.200 euros.

  4. Si una empresa presta 100.000 euros a uno de sus trabajadores sin interés, el valor de la retribución en especie será el 3,5 % anual de interés legal.

  5. Si una empresa aporta 3.000 euros anuales al plan de pensiones de uno de sus trabajadores, este deberá computar una retribución en especie por los 3.000 euros.

El ingreso a cuenta es el importe que el pagador de la retribución en especie (empresario) debe ingresar en concepto de pago a cuenta de la autoliquidación del perceptor (trabajador).

El ingreso a cuenta se calcula aplicando el porcentaje de retención que corresponda al trabajador al valor de la retribución en especie.

EJEMPLO 13

Un trabajador, con un porcentaje de retención del 24 %, utiliza un vehículo de la empresa cuyo coste de adquisición fue de 12.000 euros.

Si el ingreso a cuenta se repercute al trabajador (por ejemplo, se le descuenta de sus retribuciones dinerarias), el importe que declara el trabajador será:

20 % × 12.000 = 2.400 euros → valor de la retribución en especie sin adicionar el ingreso a cuenta.

Si el ingreso a cuenta no se repercute al trabajador (lo soporta la empresa), el importe que declara el trabajador será:

(20 % × 12.000) + (24 % × 2.400) = 2.976 euros → valor de la retribución en especie más el importe del ingreso a cuenta.

2.2. REDUCCIONES DEL ARTÍCULO 18 DE LA LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

Como regla general, los rendimientos íntegros se computarán en su totalidad, salvo que les sea de aplicación alguno de los porcentajes de reducción previstos en la ley:

  • El 30 % de reducción, en el caso de rendimientos que tengan un periodo de generación superior a dos años, así como aquellos que se califican reglamentariamente como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo (por ejemplo, las indemnizaciones por traslado, por renuncia a derechos, por cese voluntario) y se imputen en un único periodo impositivo, excepto indemnizaciones de carácter laboral. Esta reducción no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un periodo de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco periodos impositivos anteriores a aquel en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con periodo de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado la reducción.
  • La cuantía del rendimiento integro sobre la que se aplicará la reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.
    En el caso de rendimientos del trabajo cuya cuantía esté comprendida entre 700.000,01 euros y 1.000.000 de euros, y deriven de la extinción de la relación laboral, común o especial, o de la relación mercantil de los miembros del consejo de administración o administradores, el importe sobre el que se aplicará la reducción del 40 % será el que resulte de minorar 300.000 euros en la diferencia entre la cuantía del rendimiento y 700.000 euros.
  • El 30 % cuando se trate de prestaciones recibidas en forma de capital procedentes de pensiones de la Seguridad Social, clases pasivas, mutualidades de funcionarios y colegios de huérfanos, siempre que hayan transcurrido más de dos años desde la primera aportación. Los dos años no serán exigibles en el caso de prestaciones por invalidez.

EJEMPLO 14

Un empresario satisface a un trabajador una indemnización por la resolución por mutuo acuerdo de la relación laboral por importe de 900.000 euros. Esta renta está sujeta, sin posibilidad de aplicar la exención por despido o cese, y en virtud del artículo 11 f) del RIRPF con derecho a reducción del 30 %, que se aplicará sobre el siguiente importe:

300.000 – (900.000 – 700.000) = 100.000

La reducción aplicable será 30 % × 100.000 = 30.000 euros.

2.3. GASTOS DEDUCIBLES

El rendimiento neto del trabajo será el resultado de disminuir el rendimiento íntegro en el importe de los gastos deducibles.

Tendrán la consideración de gastos deducibles exclusivamente los siguientes:

  • Las cotizaciones a la Seguridad Social o a mutualidades generales obligatorias de funcionarios.
  • Las detracciones por derechos pasivos.
  • Las cotizaciones a los colegios de huérfanos o entidades similares.
  • Las cuotas satisfechas a sindicatos y colegios profesionales cuando la colegiación tenga carácter obligatorio, en la parte que corresponda a los fines esenciales de estas instituciones, y con el límite de 500 euros anuales.
  • Los gastos de defensa jurídica derivados directamente de litigios suscitados en la relación del contribuyente con la persona de la que percibe los rendimientos, con el límite de 300 euros anuales.
  • En concepto de otros gastos, 2.000 euros anuales.
  • Tratándose de contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio, se incrementará dicha cuantía, en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente, en 2.000 euros anuales adicionales.
  • Tratándose de personas con discapacidad que obtengan rendimientos del trabajo como trabajadores activos, se incrementará dicha cuantía en 3.500 euros anuales. Dicho incremento será de 7.750 euros anuales, para las personas con discapacidad que siendo trabajadores activos acrediten necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.

2.4. REDUCCIONES GENERALES

Los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 16.825 euros siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las del trabajo superiores a 6.500 euros, minorarán el rendimiento neto del trabajo en las siguientes cuantías:

  • Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 13.115 euros: 5.565 euros anuales.
  • Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo comprendidos entre 13.115 y 16.825 euros: 5.565 euros menos el resultado de multiplicar por 1,5 la diferencia entre el rendimiento del trabajo y 13.115 euros anuales.

Como consecuencia de la aplicación de la reducción anterior, el saldo resultante no podrá ser negativo.

EJEMPLO 15

Don José ha sido trasladado por la empresa en la que trabaja como abogado a otra ciudad a primeros de este año, por lo que ha percibido 12.000 euros de indemnización, más 1.800 euros para cubrir los gastos del traslado (de él y de su familia). El sueldo bruto es de 36.000 euros, correspondiéndole una retención de 7.200 euros. Los gastos imputables al año han sido: en concepto de Seguridad Social, 1.200 euros; 420 euros aportados al sindicato al que pertenece y 720 euros de cotización al colegio de abogados. Además, la empresa ha aportado a un plan de pensiones, del que don José es partícipe, 6.000 euros.

Solución

Rendimientos íntegros 54.000
       
  Dinerarios (36.000 + 12.000) 48.0001  
  Especie   6.0002  
       
Reducción (12.000 × 30 %)   (3.600)
       
Gastos   (4.120)
       
  Seguridad Social (1.200)  
  Sindicato    (420)  
  Colegio profesional    (500)  
  Otros gastos  (2.000)  
       
Rendimiento neto 46.280
       
  Reducción general (–)  
       
Rendimiento neto reducido 46.280
       
____________________    
1 La parte recibida para cubrir los gastos del traslado está exceptuada de gravamen en concepto de dietas (art. 9 B) 2 del RIRPF).
2 Los planes de pensiones no son objeto de ingreso a cuenta.