Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias

Todo lo que necesitas saber sobre los aranceles en un escenario de guerra comercial

Guerra económica comercial entre Estados Unidos y China

El comercio internacional no para de crecer, sin embargo, el presidente Donald Trump parece querer poner el freno al tráfico mundial de mercancías a base de aranceles, entablando guerras comerciales con diferentes países.

China, Europa, México, Japón y Canadá son algunos de los objetivos del presidente de los Estados Unidos. Washington ya aprobó una subida de aranceles del 10 al 25 % a productos chinos, pero ahora son los productos mejicanos los que se encuentran en el ojo del águila americana, al recaer una amenaza de aranceles del 5 % sobre todos los productos que se importan desde México.

En el caso de México, se busca presionar a sus vecinos para que detengan la inmigración ilegal, mientras que en el caso de otros países, se busca dificultar las importaciones para hacer más atractivos en el mercado interior los productos estadounidenses, o que se faciliten las exportaciones de los Estados Unidos.

¿Qué son los aranceles?

Los aranceles son tributos indirectos que recaen sobre los bienes que son importados. Aunque también puede haber aranceles sobre productos que son exportados, esto es menos frecuente, ya que la mayoría de los países procura facilitar las exportaciones de sus bienes y servicios.

Los aranceles se aplican de acuerdo a la tasa estipulada según el tipo de producto que sea objeto de importación.

¿Cuál es la finalidad de los aranceles?

Los aranceles pueden tener diferentes objetivos, entre los cuales podemos encontrar los siguientes:

  • Proteccionismo. Buscan proteger el comercio interior, protegiendo a los bienes nacionales con altos aranceles a las importaciones de determinados productos.
  • Recaudación. Constituyen una fuente de ingresos para el Estado.
  • Represalias. Se pueden utilizar como represaría a países que limiten las importaciones de otros países con cuotas u aranceles. Sin embargo, también se pueden utilizar como arma para obligar a otros Estados a realizar cambios en sus políticas, como por ejemplo los aranceles que el presidente Trump quiere imponer a México por su política migratoria.

¿Cuál es la base de cálculo de los aranceles?

La base imponible para calcular los derechos de aduanas o aranceles es el valor en aduana de las mercancías que se quieren importar, que se calcula, generalmente, sobre el valor de transacción de la mercancía, pudiendo ser este valor objeto de ajustes, positivos o negativos, en función de las condiciones de entrega, vinculaciones, cánones, etc.

Hay que distinguir la base para el cálculo de los aranceles de la base imponible del IVA de las operaciones internacionales, ya que a esta última, al valor en aduana, determinado según la normativa aduanera, se le sumarán los derechos arancelarios, más todos los impuestos que le correspondan según el producto importado.

¿Qué tipos de aranceles se pueden aplicar?

Los aranceles que se pueden aplicar pueden ser de diferentes tipos:

  • Ad valorem: Porcentaje fijo sobre el valor de un producto en aduana.
  • Específico: Se aplica sobre el número de unidades o el peso de los bienes que se importan, independientemente de su valoración.
  • Mixto: Se aplican los dos aranceles anteriores, es decir, se cobrará parte del arancel por la cantidad de producto importado y otra parte por su valoración.
  • Compuesto: Es un arancel ad valorem fijando un mínimo o un máximo a percibir. Aunque también puede tratarse de un arancel específico a aplicar cuando el ad valorem no alcance un mínimo o sobrepase un máximo.

¿Cuáles son los efectos de una subida de los aranceles?

El principal efecto de las subidas de aranceles suele ser una subida de precios, lo que reduce la demanda del producto importado, lo cual ayuda a la industria nacional que fabrica los mismos productos o similares.

Sin embargo, cuando la producción nacional no puede sustituir, en todo o en parte, la compra de los bienes que han sido grabados con aranceles, los consumidores tendrán que pagar más por estos productos, afectando a su economía.

Además, las subidas de aranceles suponen en principio una mayor recaudación del Estado, mientras que la demanda de estos productos no se reduzca, ya que, si se aplican aranceles demasiado altos, la subida de aranceles puede no compensar la reducción de las importaciones.

Un incremento de los aranceles también puede provocar un incremento de la producción nacional, aunque también puede enmascarar ineficiencias en procesos de fabricación, al encubrir las políticas proteccionistas costes de producción más altos que en otros países.

Cada vez son más los retos a los que se enfrentan los profesionales que se dedican a la fiscalidad internacional, motivo por el que estos profesionales deben formarse continuamente para estar al día de la tributación que afecta a las operaciones internacionales. Con el objeto de satisfacer esta necesidad formativa, el CEF.- ha preparado el Curso Superior en Fiscalidad Internacional y ha editado el libro Fiscalidad internacional (2 volúmenes), que proporciona una visión integral y actualizada de esta materia en su doble perspectiva, de tributación de no residentes en España y de inversiones españolas en el extranjero.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-