Actualidad fiscal sobre la crisis del Coronavirus AQUÍ

Legislación | Noticias
Descuento Especial en Cursos y Masters

¿Por qué los gestores fiscales y laborales tienen especial relevancia en tiempos de pandemia?

Gestores fiscales laborales. Mujer hablando por vídeo chat mientras trabaja

Las gestorías y asesorías son un instrumento básico para el cumplimiento de las obligaciones legales que incumben a empresarios y profesionales, pero también prestan un amplio abanico de servicios a los ciudadanos en general, a los que ayudan con trámites como la declaración de la renta, herencias o transmisiones.

Cuando se decretó el estado de alarma, las gestorías y las asesorías fueron consideradas como actividades esenciales y pudieron seguir con su actividad, ayudando a las empresas, profesionales y particulares con diversos trámites, destacando entre ellos la tramitación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), los ceses de actividad de los trabajadores autónomos y la presentación de los distintos modelos tributarios a los que están obligados los diferentes sujetos pasivos de los tributos de nuestro país.

Sin embargo, aunque el estado de alarma finalizó el pasado 21 de junio, durante el tiempo que llevamos de pandemia los servicios de los gestores y asesores son cada vez más demandados, por los siguientes motivos:

Sin cita previa

Los ciudadanos y empresarios pueden realizar sus trámites en las diferentes Administraciones públicas directamente, pero como consecuencia de la pandemia, la utilización de la cita previa se ha extendido a la mayoría de Administraciones públicas.

En la Agencia Tributaria se prestan todos los servicios habituales con cita previa desde el 1 de julio, y para determinados trámites se puede obtener una cita relativamente rápido. Sin embargo, conseguir una cita para determinadas agencias tributarias autonómicas puede ser bastante más difícil.

Los gestores administrativos realizan sus trámites principalmente de manera telemática, evitando tener que pedir citas para ser atendidos presencialmente, lo que en la práctica supone un importante ahorro de tiempo.

Seguridad

En un momento como el actual, en que realizar cualquier reclamación o subsanación por cualquier error se complica, los gestores y asesores ofrecen la seguridad de la realización de cualquier trámite con la experiencia y profesionalidad que les caracteriza. Además, los errores en la cumplimentación de los modelos tributarios o en mataría laboral pueden salir muy caros.

Al día de los cambios en la normativa

A parte de mascarillas y geles para desinfectarse las manos, la COVID-19 también ha traído abundante legislación, que los gestores y asesores han tenido que absorber en tiempo récord, de manera que están al día de todos los cambios y la nueva legislación que se ha publicado.

Formación continua

Estos profesionales se forman continuamente para poder ofrecer sus servicios con eficiencia y eficacia a sus clientes, de manera que al prestar sus servicios se tiene la garantía de que se está siendo atendido por un profesional acreditado.

La formación en esta profesión exige, además de conocimientos en las áreas afectadas, el dominio de numerosos trámites y procedimientos administrativos y el uso de herramientas de gestión apropiadas.

Digitalización

La pandemia ha acelerado la digitalización, y la Agencia Tributaria se encuentra a la cabeza de este proceso irreversible, obligando cada vez más a relacionarse con ella y presentar las declaraciones tributarias por medios telemáticos. Pero no es la única Administración que se digitaliza, ya que las diferentes Administraciones del Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos cada vez están más digitalizadas. En este sentido, los gestores y asesores están acostumbrados a relacionarse de esta manera con estas Administraciones.

Economías a escala

No es lo mismo presentar los impuestos de una empresa que de 100. Tampoco es lo mismo realizar 10 transmisiones de vehículos al día y liquidar de manera telemática los impuestos de transmisiones, pudiendo, además, otorgar un certificado para que el interesado pueda circular con el vehículo el mismo día, que tener que pedir cita previa en la Administración tributaria autonómica y otra en Tráfico, no pudiendo materializarse la transmisión del vehículo hasta el día que se formalicen los trámites ante la DGT, lo que en la práctica supone un alargamiento innecesario del trámite.

Master en Tributación y Asesoría Fiscal

Para todos aquellos interesados el CEF.- pone a su disposición el Curso Monográfico de Gestoría Fiscal, Laboral y Contable, un curso especializado en la formación de contenidos para el gestor administrativo que quiera obtener los conocimientos necesarios para iniciar o asentar su labor profesional.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga
Colaborador del CEF.-